Venezuela repatriará sus reservas en oro ubicadas en bancos extranjeros, mientras estudia el traslado de millones de dólares en reservas internacionales, informó este miércoles el presidente Hugo Chávez.

imagen

“ Tenemos que acelerar el procedimiento (…) vamos a traer nuestro oro al Banco Central”, dijo Chávez en una llamada telefónica al canal estatal VTV.

Las reservas internacionales de Venezuela, entre efectivo, oro y otros instrumentos, se situaron en USD 28 768 millones al cierre de la semana pasada, según el Banco Central de Venezuela (BCV). En el exterior hay USD 11 000 millones en oro, confirmó Chávez.

“Gracias a Dios que aquí llegó a tiempo la revolución bolivariana y comenzamos a desengancharnos y nos desenganchamos del FMI y de la dictadura del dólar”, dijo Chávez, que intervino telefónicamente en una conferencia de prensa del ministro de Finanzas, Jorge Giordani y el presidente del BCV, Nelson Merentes.

El Gobierno venezolano también evalúa trasladar millones de dólares en reservas internacionales desde Europa y Estados Unidos a países más afines políticamente con Venezuela como China, Rusia y Brasil, entre otros, aunque no se precisó el monto.

“Estamos monitoreando lo que pasa en cada país y en cada territorio diariamente de tal manera de buscar la protección de nuestros activos” , dijo Merentes.

“ Europa ahora está en una crisis estructural fuerte, Estados Unidos también y afortunadamente hay otros países que están en mejores situaciones como China, India, Rusia, Sudáfrica, Brasil”, agregó el funcionario.

Giordani explicó que el Gobierno del Venezuela “ ha venido procediendo a movilizar recursos en el exterior para diversificar su cartera en términos de las reservas internacionales” .

Las autoridades financieras de Venezuela ratificaron ante el Parlamento la decisión del gobierno venezolano de repatriar el oro y trasladar millones de dólares en reservas internacionales de Europa y Estados Unidos a nuevos destinos como Rusia, Brasil y China.

El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, y el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, defendieron la decisión asegurando que hay que proteger las reservas venezolanas de las turbulencias económicas que afectan a los países industrializados.

Giordani dijo que Estados Unidos desde hace años vive una crisis cuyos reflejos comenzaron a notarse en el año 2007 y 2008 “con la aparición de la crisis inmobiliaria y que posteriormente tuvieron severas consecuencias en Europa y el resto del mundo, que creó una situación compleja de carácter global”.

Además, anunció que se quiere crear un Fondo Latinoamericano de Reservas integrado por los países de la Unasur para manejar esas reservas “de manera soberana e independiente de Estados Unidos”.

El anuncio de Chávez

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez anunció el miércoles 17 de agosto que en breve aprobará una nueva ley habilitante para nacionalizar el oro, por lo que pidió la intervención de los militares para controlar al sector.

“Voy a aprobar una habilitante para que el estado se encargue de la explotación del oro”, dijo el mandatario venezolano, que en diciembre del año pasado fue facultado por el parlamento  con poderes especiales para legislar por decreto.

Chávez aseguró que la iniciativa es explotar el metal precioso para convertirlo en parte de las reservas internacionales del país, y así evitar que “las mafias y el contrabando” sigan robándoselo.

El oro ha subido en las últimas semanas a máximos históricos de más de $1.800 dólares la onza por los temores de una recesión global y por las crisis de la deuda en Estados Unidos y Europa.

Venezuela se recupera de una recesión de casi dos años pero la inflación en el país sigue siendo la más alta del hemisferio y Chávez necesita fondos adicionales para costear su campaña electoral que busca ganar la reelección en los comicios del 2012.

Desde 2007 el control de sectores económicos estratégicos ha venido pasando paulatinamente a manos del estado, y el año pasado el gobierno de Chávez expropió unas 500.000 hectáreas de zonas auríferas.

Además de la empresa estatal venezolana Minerven, la rusa Rusoro explota un tacimiento aurífero en el estado Bolívar, la empresa cubana Geominsal hace una evaluación de las reservas de oro Venezuela.

Hasta ahora los estimados sitúan las reservas internacionales de Venezuela en unos $29.000 millones de dólares, de los que el 63 por ciento son en oro, el equivalente a unas 365 toneladas.

En 2010, la producción aurífera de Venezuela se desplomó 56,9 por ciento con respecto a 2009.

Fuentes: ElComercio, Voz de America

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required