formas capital

“Por la plata baila el mono,” dice el dicho. A simple vista no consideramos por qué un mono bailaría por algo que no sea plata, pero la crisis financiera actual nos está obligando a ponerle mas atención a cómo valoramos las cosas. Si lo que algo vale para nosotros es simple función de la cifra monetaria asociada, seguramente el estado decaído del sistema financiero se refleja en todo lo que vemos. Charles Eisenstein, autor del libro Economía Sagrada, nos habla de la economía del obsequio (gift economy). Su libro lo publicó tanto en duro como en linea a lo largo de varios meses, logrando convencer a su casa editora que le permita al público tener acceso libre al material para ir conversando con sus lectores a medida que iba publicando los capítulos, y para demostrar con el ejemplo el tema de su libro.

Desde los intentos de valorar servicios ambientales que provee la naturaleza a través de los ecosistemas que nos rodean, hasta la sugerencia de Toffler de que realmente somos “prosumidores” ya que consumimos y a la vez producimos (imaginemos ponerle valor monetario a la exquisita comida de la abuela) podemos observar en nuestro entorno la necesidad de reajustar y refinar nuestra percepción de lo “valioso.”

Un valiente intento nos lo proporcionan Ethan Roland y Gregory Landua, a través del artículo “8 Formas de Capital.” Una actualización del esquema allí propuesto se nos presentó en el taller de Financiar la Agricultura Regenerativa. El texto entre “comillas” es traducción directa del artículo:

8 Formas de Capital

Capital Financiero: “Tenemos mayor familiaridad con el capital financiero: dinero, moneda, valores de bolsa, y demas instrumentos del sistema global financiero. La sociedad global de hoy da mucha atención al capital financiero. Es nuestra herramienta principal para el intercambio de bienes y servicios.”

Capital Vivo: “Un vendedor de metales preciosos que asistió a los cursos de Permacultura Financiera aconseja, ‘En vez de dólares, mida su fortuna en onzas (de oro y plata)!’ Reconociendo que los metales “preciosos” son solo otra forma de capital financiero, Catherine Austin Fitts recomienda la diversificación, ‘Mida su fortuna en onzas, acres y cabezas(de ganado).’ El capital vivo esta hecho de los animales, plantas, agua y suelo de nuestras tierras-la verdadera base de la vida en el planeta.

El Diseño Permacultural nos da los principios y prácticas para la rápida creación de capital vivo. La Permacultura nos motiva a compartir la abundancia del capital vivo por encima de la intangible “riqueza” del capital financiero.

(Nota: El “Capital Natural” podría considerarse sinónimo de capital vivo, pero el libro de Hawkins et al. “Capitalismo Natural” de 1999 se enfoca en un sistema capitalista ligeramente actualizado y no en la verdadera riqueza de los sistemas vivos. El movimiento de Slow Money (Dinero Lento) ha tomado grandes pasos en una dirección similar, buscando la transferencia de capital financiero a los sistemas vivos de suelo, animales y agricultura.) “

Capital Social: “Influencia y conexiones son capital social. Una persona o entidad con ‘buen capital social’ puede pedir favores, influenciar decisiones, y comunicarse de manera eficiente. El capital social es de suma importancia en la política, los negocios, y organización de la comunidad… una persona puede ‘deber’ favores o influencia en toma de decisiones a otra persona o entidad.”

Capital Material: “Objetos físicos no vivientes son capital material. Materias primas y recursos procesados como piedra, metal, madera, combustibles fósiles se ‘acomplejan’ los unos con los otros para crear materiales o estructuras mas sofisticados. Los edificios modernos, puentes, y otra infraestructura junto con las herramientas, computadoras, y tecnologías son formas complejas de capital material.”

Capital Intelectual: Se define como la suma de conocimiento y experiencia, “ir a al universidad es primordialmente un intercambio de capital financiero por intelectual.”

Capital Temporal: El tiempo con el que se cuenta.

Capital Espiritual: “Al practicar su religión, espiritualidad, y otras formas de conexión del ser y el universo, uno puede acumular capital espiritual. Contiene aspectos de capitales intelectual y de experiencia, pero es mas profundo mas personal y menos cuantificable… El Budismo hasta cuenta con una explicita moneda espiritual: El Karma!”

Capital Cultural: “Todas las demás formas de capital pueden ser propiedad o deuda de las personas, pero el capital cultural sólo puede ser acumulado por una comunidad. El capital cultural describe los procesos internos y externos de una comunidad- obras de arte y teatro, las canciones que los niños aprenden, la habilidad de juntarnos en celebración de la cosecha o para un día festivo. No puede ser acumulado por individuos. Se puede ver como una propiedad emergente del complejo sistema de intercambios intercapitales de un pueblo, ciudad, bioregión o nación.”

Este esquema sirve para tener una visión aun mas completa que la que ofrece la triple linea de resultados (triple bottom line) de los negocios sostenibles: finanzas, ambiente y sociedad. Enmarcando mas panoramicamente nuestras decisiones, fijándonos en (y realmente valorando) las cosas que generalmente no consideramos como parte de un estado de resultados, veremos que los proyectos de agricultura regenerativa, que resultan en ganancias inmensas de capital vivo, intelectual, social, comunitario, etc. son realmente los mas rentables.

Fuente: 8 forms of Capital

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required