La crisis de los tulipanes fue la primera gran burbuja económica de la historia moderna. Ocurrió en un periodo de gran prosperidad en los Países Bajos, que sumado a que las flores se convirtieron en símbolo de ostentación de riqueza, desembocó en una locura compradora  de tulipanes durante varios años, llegando a provocar la primera gran crisis financiera de la historia reciente. Entre estas flores, el tulipán era el mayor exponente de riqueza, gracias a las variaciones inexplicables que surgían en algunos de sus bulbos, resultando bulbos multicolores e irrepetibles.

El exotismo de los bulbos de tulipán provocó una euforia productora y compradora, provocando que los precios de los tulipanes aumentasen exponencialmente. Todo el mundo quería invertir en tulipanes, era un mercado siempre al alza, nadie podía perder. La gente incluso llegó a dejar sus trabajos para dedicarse al cultivo de tulipanes.

Continue reading

rickards

rickardsLa misma fuerza que hizo del dólar la moneda de reserva del mundo ahora está trabajando para destronar al dólar. El 22 de julio de 1944, marcó la conclusión oficial de la Conferencia de Bretton Woods en New Hampshire. Allí, 730 delegados de 44 naciones se reunieron en el Hotel Mount Washington en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial para idear un nuevo sistema monetario internacional. Los delegados presentes allí eran muy conscientes de que los errores del sistema monetario internacional después de la Primera Guerra Mundial habían contribuido al estallido de la Segunda Guerra Mundial. Estaban decididos a crear un sistema más estable que evitara guerras comerciales con vecinos y otras disfunciones que pudieran llevar a guerras con armas de nuevo. Fue en Bretton Woods que el dólar se designó oficialmente como la moneda de reserva más importante del mundo, una posición que todavía ocupa en la actualidad. Bajo el sistema de Bretton Woods, las principales monedas tenían una paridad con el dólar. El dólar en sí estaba valorado en 35 dólares la onza de oro. Indirectamente, las otras monedas tenían un valor fijo en oro debido a la paridad del dólar con el oro.

Otras monedas podían devaluarse frente al dólar, y por lo tanto contra el oro, si recibían permiso del Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin embargo, el dólar no podía devaluarse, al menos en teoría. Era la piedra angular de todo el sistema, destinado a ser anclado permanentemente al oro. De 1950-1970, el sistema de Bretton Woods funcionó bastante bien. Los socios comerciales de los Estados Unidos que ganaban dólares podían cobrar esos dólares en el Tesoro de Estados Unidos y recibir oro a la paridad establecida.

En 1950, los Estados Unidos tenían alrededor de 20.000 toneladas de oro de reservas. En 1970, esa cantidad se había reducido a cerca de 9.000 toneladas. La disminución de 11.000 toneladas fue debida a que los socios comerciales de Estados Unidos, principalmente Alemania, Francia e Italia, cambiaban sus dólares por oro.

El auge y declive de la libra esterlina como moneda de reserva mundial

La libra esterlina del Reino Unido se había declarado el papel moneda de reserva dominante a partir de 1816, tras el fin de las guerras napoleónicas y la adopción oficial del patrón oro por el Reino Unido. Muchos observadores asumen la conferencia de Bretton Woods de 1944, como el momento en que el dólar estadounidense sustituyó a la libra  esterlina como moneda de reserva líder en el mundo. De hecho, la sustitución de la libra esterlina por el dólar como moneda de reserva líder en el mundo, fue un proceso que tomó 30 años, desde 1914 hasta 1944.

El verdadero punto de inflexión fue el período de julio a noviembre de 1914, cuando un pánico financiero causado por el inicio de la Primera Guerra Mundial llevó a los cierres de las bolsas de valores de Londres y Nueva York y desató una loca carrera alrededor del mundo por obtener oro para satisfacer y financiar obligaciones. En un primer momento, los Estados Unidos no tenían suficiente oro en sus reservas. La Bolsa de Nueva York estaba cerrada, así que los europeos no podían vender las acciones estadounidenses y convertir los ingresos de las ventas en dólares, en oro. Pero a los pocos meses, las exportaciones masivas estadounidenses de algodón y otros productos agrícolas al Reino Unido produjeron enormes excedentes comerciales. El oro comenzó a fluir en sentido contrario, de Europa de nuevo a los bancos de Wall Street de Estados Unidos. Estados Unidos comenzó a hacer enormes préstamos para financiar la guerra para el Reino Unido y Francia. Al final de la Primera Guerra Mundial, los Estados Unidos se habían convertido en un importante país acreedor y una fuente importante de oro. El porcentaje del dólar como moneda de reserva mundial sobre el total de reservas de divisas empezó a elevarse.

El académico Barry Eichengreen ha documentado cómo el dólar y la libra esterlina oscilaron como monedas de reserva mundial los 20 años posteriores a la Primera Guerra Mundial, con una a la cabeza de la otra como moneda de reserva. De hecho, el período comprendido entre 1919-1939 fue realmente uno en el que el mundo tenía dos grandes monedas de reserva, el dólar y la libra esterlina operando una al lado de la otra. Por último, en 1939, Inglaterra suspendió los envíos de oro con el fin de concentrar sus recursos para luchar en la Segunda Guerra Mundial y el papel de la libra esterlina como una reserva de valor confiable disminuyó en gran medida al margen del comercio de las zonas especiales del Reino Unido como Australia, Canadá y otras naciones de la Commonwealth.

La conferencia de Bretton Woods en 1944 no era más que el reconocimiento de un proceso de dominio del dólar como moneda de reserva mundial que se había iniciado en 1914. La importancia del proceso por el cual el dólar reemplazó a la libra esterlina durante un período de 30 años, tiene enormes implicaciones actualmente.

¿El fin del dólar como moneda de reserva mundial? ¿Será el yuan la nueva moneda de reserva mundial?

La pérdida del papel del dólar como moneda de reserva mundial no es necesariamente algo que pasará de un día a otro, sino que es más probable que sea un proceso lento y constante. Los signos de esta tendencia ya son visibles. En el año 2000, los activos en dólares eran alrededor del 70% de las reservas mundiales. Hoy en día, la cifra comparable es de aproximadamente el 62%. Si esta tendencia continúa, se podría ver fácilmente una caída del porcentaje del dólar por debajo del 50% en un futuro no muy lejano. Es igualmente obvio que un importante país acreedor está surgiendo para desafiar a los Estados Unidos. Así como Estados Unidos resurgió para desafiar al Reino Unido en 1914. Ese papel hoy en día lo tiene China. Los Estados Unidos tuvieron entradas de oro físico de 1914 a 1944. China tiene entradas de oro físico hoy. Oficialmente, China informa que cuenta con 1.054 toneladas de oro en sus reservas. Sin embargo, estas cifras fueron actualizadas por última vez en 2009, y China ha adquirido miles de toneladas métricas desde entonces, sin comunicar estas adquisiciones al FMI o al Consejo Mundial del Oro (World Gold Council-WGC). Sobre la base de los datos disponibles de las importaciones y la producción de las minas chinas, es posible estimar que el gobierno chino tiene reservas de oro de 8.500 toneladas métricas. Suponiendo que la mitad de esto es propiedad del gobierno, con la otra mitad en manos privadas, entonces las reservas de oro del gobierno chino real superan las 4.250 toneladas métricas, un incremento de más del 300%. Por supuesto, estas cifras son sólo estimaciones, ya que China opera a través de canales secretos y no informa oficialmente sobre sus reservas de oro excepto en raras ocasiones. La adquisición de oro de China no es el resultado de un patrón oro formal, pero está adquiriendo oro en el mercado en secreto.

Están usando la inteligencia y los recursos militares, las operaciones encubiertas y la manipulación del mercado. Pero el resultado es el mismo. El oro está fluyendo a China hoy en día, así como el oro fluyó a los Estados Unidos antes de Bretton Woods.

Los BRICS son los aliados de China para destronar al dólar como moneda de reserva mundial

China no está sola en sus esfuerzos por lograr la condición de acreedor y adquirir oro. Rusia ha duplicado sus reservas de oro en los últimos cinco años y tiene poca deuda externa. Irán también ha importado grandes cantidades de oro, en su mayoría a través de Turquía y Dubai, aunque no se sabe la cantidad exacta, porque las importaciones de oro iraníes son un secreto de Estado.

Otros países, entre ellos miembros del BRICS (Brasil, India y Sudáfrica), se han unido a Rusia y China para construir instituciones que podrían sustituir a los préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y los préstamos para el desarrollo del Banco Mundial. Todos estos países tienen claro su deseo de liberarse del dominio del dólar.

La libra esterlina se enfrentó a un único rival en 1914, el dólar estadounidense. Hoy en día, el dólar se enfrenta a una serie de rivales – China, Rusia, India, Brasil, Sudáfrica, Irán y muchos otros. Además, existe el derecho especial de giro (DEG), que también se podría usar para disminuir el papel del dólar. Los Estados Unidos están poniéndoselo fácil a sus rivales con sus permanentes déficits comerciales, los déficits presupuestarios y una enorme deuda externa. ¿Cuáles son las implicaciones para su cartera?

¿Cuáles son los efectos para una moneda de perder el estatus de moneda de reserva mundial?

Volvamos a la historia: durante los años de gloria de la libra esterlina como moneda de reserva global, el valor de cambio de la libra esterlina era notablemente estable. En 2006, la Cámara de los Comunes británica (House of Commons) produjo un índice de precios de 255 años para la libra esterlina que abarcó el período 1750-2005. El índice tuvo un valor de 5,1 en 1751. Hubo fluctuaciones debidas a las guerras napoleónicas y la Primera Guerra Mundial, pero incluso en una  fecha tan tardía como 1934, el índice fue de sólo 15,8, lo que significa que los precios sólo se habían triplicado en 185 años. Pero una vez que la libra perdió su ventaja de papel moneda de reserva por el dólar, la inflación explotó. El índice alcanzó el 757,3 en 2005. En otras palabras, durante los 255 años del índice, los precios se incrementaron en un 200% en los primeros 185 años, mientras la libra esterlina fue la moneda de reserva mundial, y subieron un 5.000% en los 70 años que siguieron.

La estabilidad de precios parece ser la norma para el dinero con la condición de moneda de reserva, pero una vez que se pierde esa condición de moneda de reserva mundial, la inflación es lo que sigue. La caída del dólar como moneda de reserva se inició en el año 2000 con la llegada del euro, y se aceleró en 2010 con el comienzo de una nueva guerra de divisas. Este descenso está siendo amplificado por el surgimiento de China como un importante acreedor y sus reservas de oro. Por no hablar de las acciones de una nueva alianza anti-dólar que consiste en el BRICS, Irán y otros. Si la historia es una guía, la inflación de los precios en dólares estadounidenses que vendrá después tendrá que ser alta.

En 1925 poema The Hollow Men, de TS Eliot dice: “Ésta es la manera en que el mundo se acaba / No con una explosión, sino con un gemido.” Aquellos que  esperan un colapso repentino, espontáneo del dólar, seguramente se equivoquen. El colapso del dólar ya ha comenzado. El tiempo para adquirir el seguro contra la inflación es ahora.

Fuente: Daily Recknocking

friedman chile

friedman chile
Aquí está el texto completo de la carta que le envió Milton Friedman al Presidente Pinochet el 21 de Abril de 1975, después de una visita de una semana a Chile. Ella aparece, por cierto en inglés, en el libro de memorias de Milton y Rose Friedman titulado “Two Lucky People” (The University of Chicago Press, 1998).

21 de Abril, 1975.

Personal
Excmo. Sr. Augusto Pinochet Ugarte
Presidente
Edificio Diego Portales
Santiago, Chile
Estimado señor Presidente:

Durante la visita que le hiciéramos el viernes 21 de Marzo, realizada con el objeto de discutir la situación económica de Chile, Usted me pidió que le transmitiera mi opinión acerca de la situación y políticas económicas chilenas luego de completar mi estancia en su país. Esta carta responde a tal requerimiento.

Permítame primero decirle cuán agradecidos estamos mi esposa y yo de la cálida hospitalidad que nos brindaran tantos chilenos durante nuestra breve visita; nos hicieron sentir como si realmente estuviéramos en casa. Todos los chilenos que conocimos estaban muy conscientes de la seriedad de los problemas que su país enfrenta, dándose cuenta de que el futuro inmediato iba a ser muy difícil. Sin embargo, todos mostraban una firme determinación en aras de superar dichas dificultades y una especial dedicación en el trabajo por un futuro más próspero.

El problema económico fundamental de Chile tiene claramente dos aristas: la inflación y la promoción de una saludable economía social de mercado. Ambos problemas están relacionados: cuánto más efectivamente se fortalezca el sistema de libre mercado, menores serán los costos transicionales de terminar con la inflación. Sin embargo, y pese a estar relacionados, se trata de dos problemas diferentes: el fortalecimiento del libre mercado no culminará con la inflación per se, como tampoco terminar con la inflación derivará automáticamente en un vigoroso e innovador sistema de libre mercado.

La causa de la inflación en Chile es muy clara: el gasto público corresponde, aproximadamente, a un 40% del ingreso nacional. Cerca de un cuarto de este gasto no deriva de impuestos explícitos y, por lo tanto, debe ser financiado emitiendo una mayor cantidad de dinero; en otras palabras, a través del impuesto oculto de la inflación. El impuesto inflación, utilizado para levantar una cantidad de dinero equivalente al 10% del ingreso nacional es, por ende, extremadamente gravoso – una tasa impositiva de 300% a 400% (es decir, la tasa de inflación)- impuesta sobre una estrecha base de cálculo- 3% a 4% del ingreso nacional (es decir, el valor de la cantidad de dinero que circula en Chile como efectivo y depósitos en cuentas corrientes).

Este impuesto inflación genera un enorme daño al inducir a las personas a dedicar un gran esfuerzo por limitar su posesión de dinero en efectivo. Esa es la razón por la cual la base es tan estrecha. En la mayoría de los países, desarrollados y subdesarrollados, la cantidad de dinero es más cercana al 30% del ingreso nacional que al 3% o 4% de éste. Desde la perspectiva del gasto total, que es un múltiplo del ingreso, el dinero en Chile alcanza sólo a algo así como 3 días de gasto, lo que fuerza a realizar nada más que operaciones de subsistencia en el rubro comercio, además de estrangular al mercado de capitales.

Existe solo una manera de terminar con la inflación: reducir drásticamente la tasa de incremento en la cantidad de dinero. En la situación de Chile, el único modo para lograr la disminución de la tasa de incremento en la cantidad de dinero es reducir el déficit fiscal. Por principio, el déficit fiscal puede ser reducido disminuyendo el gasto público, aumentando los impuestos o endeudándose dentro o fuera del país. Exceptuando el endeudamiento externo, los otros tres métodos tendrían los mismos efectos transitorios en el empleo, aunque afectando a diferentes personas -disminuir el gasto público afectaría inicialmente a los empleados públicos, aumentar los impuestos afectaría inicialmente a las personas empleadas por quienes pagan impuestos, y endeudarse afectaría inicialmente a las personas empleadas por los titulares de los créditos o por la las personas que, de otro modo, hubieran conseguido esos fondos prestados.

En la práctica, disminuir el gasto público es, por lejos, la manera más conveniente para reducir el déficit fiscal ya que, simultáneamente, contribuye al fortalecimiento del sector privado y, por ende, a sentar las bases de un saludable crecimiento económico.

La disminución del déficit fiscal es requisito indispensable para terminar con la inflación. Un problema menos claro es cuán rápidamente debe terminarse con ella. Para un país como Estados Unidos, en el cual la inflación es de alrededor del 10%, yo aconsejo una política gradual de eliminación en dos o tres años. Pero para Chile, en que la inflación se mueve entre el 10% y 20% mensual, creo que graduar su eliminación no es viable; conllevaría una tan gravosa operación por un periodo de tiempo tan largo, que temo la paciencia no acompañaría el esfuerzo.

No existe ninguna manera de eliminar la inflación que no involucre un periodo temporal de transición de severa dificultad, incluyendo desempleo. Sin embargo, y desafortunadamente, Chile enfrenta una elección entre dos males, un breve periodo de alto desempleo o un largo periodo de alto desempleo, aunque sutilmente inferior al primero. En mi opinión, las experiencias de Alemania y Japón luego de la II Guerra Mundial, de Brasil más recientemente, del reajuste de posguerra en Estados Unidos, cuando el gasto público fue reducido drástica y rápidamente, argumentan en pro de un tratamiento de shock. Todas estas experiencias sugieren que este periodo de severas dificultades transicionales sea breve (medible en meses) para que así la subsecuente recuperación sea rápida.

Para mitigar los costos de la transición y facilitar la recuperación, creo que las medidas fiscales y monetarias debieran ser parte de un paquete que incluya medidas que eliminen los obstáculos a la empresa privada y que alivien la aguda angustia.

Para acotar, haré un bosquejo de los contenidos de un paquete de propuestas específicas. Mi conocimiento de Chile es muy limitado como para permitirme ser tanto preciso como exhaustivo, de modo que estas medidas deben ser consideradas más bien como ilustrativas.

Si este enfoque de shock fuera adoptado, creo que debiera ser anunciado pública, muy detalladamente y, además, entrar en vigor en una fecha muy cercana a dicho anuncio. Cuánto mejor informado se encuentre el público, más contribuirán sus reacciones al ajuste. A continuación propongo una muestra de las medidas que debieran ser tomadas:

1.- Una reforma monetaria que reemplace el escudo por el peso, con 1 peso = 10.000 escudos (o quizás 1.000 escudos). Por sí misma, esta medida no produciría ningún efecto sustancial, pero cumpliría una valiosa función psicológica.

2.- Un compromiso del gobierno de reducir su gasto en 25% dentro de seis meses; reducción que debiera tomar la forma de una disminución transversal del presupuesto de cada repartición en 25%, con los relativos a personal a tomarse cuán pronto como sea posible. Sin embargo, las reducciones de gasto debieran ser escalonadas en base a un periodo de seis meses para permitir el pago de generosas indemnizaciones. (Cualquier intento de ser selectivo o parcial tiene la probabilidad de fracasar debido a las posibles manipulaciones de cada repartición por lograr que la reducción presupuestaria afecte a otra de ellas. Es preferible hacer primero una reducción transversal, para luego reasignar el total ya reducido).

3.- Un crédito nacional de estabilización otorgado por el público para complementar la reducción del gasto durante los seis primeros meses para permitir así una más rápida reducción en la emisión de dinero que en el gasto. Las condiciones debieran incluir un reajuste por inflación para lograr la confianza del público en la determinación del gobierno de terminar con la inflación.

4.- Si fuera posible, un crédito externo de estabilización para el mismo propósito.

5.- Un categórico compromiso del gobierno de que después de seis meses no financiará más gasto alguno a través de la emisión de dinero. (Así como la recuperación económica se vaya dando, la cantidad de dinero deseable en términos reales, esto es, la cantidad consistente con precios estables, aumentará. Sin embargo, este incremento debiera servir como base para la expansión de un mercado de capitales privado en vez de utilizarse para financiar gasto público).

6.- Continuar con vuestra política actual de un tipo de cambio diseñado para aproximarse a un tipo de cambio de libre mercado.

7.- La eliminación de la mayor cantidad posible de obstáculos que, hoy por hoy, entorpecen el desarrollo del libre mercado. Por ejemplo, suspender, en el caso de las personas que van a emplearse, la ley actual que impide el despido de los trabajadores. En la actualidad, esta ley causa desempleo. También, eliminar los obstáculos a la creación de nuevas instituciones financieras. Asimismo, eliminar la mayor cantidad posible de controles sobre los precios y salarios. El control de precios y salarios no sirve como medida para eliminar la inflación; por el contrario, es una de las peores partes de la enfermedad. (Eliminar obstáculos, pero no sustituir subsidios. La empresa privada tendrá la facultad de gozar de las recompensas del éxito sólo si también arriesga soportar los costos del fracaso. Todo hombre de negocios cree en la libre empresa para todos, pero busca también favores especiales para sí mismo. Ningún obstáculo, ningún subsidio; esa debiera ser la regla).

8.- Tome las providencias necesarias para aliviar cualquier caso de real dificultad y severa angustia que se de entre las clases más pobres. Tome en cuenta que las medidas tomadas no producirán, por sí mismas, daño en estos grupos. El despido de empleados públicos no reducirá la producción, sino que simplemente eliminará gasto- sus despidos no significarán la producción de un pan o un par de zapatos menos. Pero indirectamente, algunas de las clases menos privilegiadas serán afectadas y, séanlo o no, el programa de medidas será señalado como el culpable de sus angustias. Por lo tanto, sería beneficioso tomar ciertas providencias de este tipo en dicho programa. En este aspecto, mi ignorancia de la situación y acuerdos actuales vigentes en Chile me hacen imposible ser más específico.

Un programa de shock tal como este podría eliminar la inflación en cuestión de meses. También fundaría las bases necesarias para lograr la solución de su segundo problema- la promoción de una efectiva economía social de mercado.

Este no es un problema de reciente origen, sino que surge de tendencias al socialismo que comenzaron hace 40 años y que alcanzaron su lógico, y terrible clímax, durante el régimen de Allende. Ustedes han sido extremadamente sabios en la aplicación de las muchas medidas que ya han tomado para revertir esta tendencia.

La eliminación de la inflación llevará a una rápida expansión del mercado de capitales, lo cual facilitará en gran medida la privatización de empresas y actividades que aún se encuentran en manos del Estado.

El más importante paso en este sentido es la liberalización del comercio internacional para, de este modo, proveer de una efectiva competitividad a las empresas chilenas y promover la expansión tanto de las importaciones como de las exportaciones. Lo anterior no sólo mejorará el bienestar del chileno común al permitirle adquirir todos los bienes al menor costo, sino que también disminuirá la dependencia de Chile en un sola exportación de importancia: el cobre. Quizás la mayor recompensa en esta área se obtendría a través de la liberalización de la importación de vehículos motorizados.

Estoy conciente de que su Gobierno ya ha dado pasos importantes y planea otros futuros en orden a reducir las barreras al comercio internacional y a liberalizarlo, y que, como resultado de ello, la ventaja competitiva real de Chile se refleja mejor en éste hoy que en las décadas pasadas. Este es un gran logro. También veo que en esta área existe un fuerte argumento a favor de una gradualización para entregar a los productores chilenos una oportunidad para ajustarse a las nuevas condiciones. No obstante, gradualismo no debe significar quedarse estancado. En mi opinión personal, creo que un buen consejo para Chile sería dirigirse a la liberalización del comercio a una velocidad y en una extensión mucho mayores de las que hasta ahora han sido propuestas. Un comercio totalmente libre es el objetivo final deseable, aunque no sea posible de alcanzar en el más cercano futuro.

Quisiera concluir esta carta diciendo que estoy seguro que Chile tiene un gran potencial. Ha sido un pueblo capaz, letrado, creativo y lleno de energía, que tiene una larga historia y tradición de orden y paz social. Hace unos cuarenta años atrás, Chile, como muchos otros países, incluyendo el mío, se encausó en la ruta equivocada- por buenas razones y sin maldad, ya que fueron errores de hombres buenos y no malos. El mayor error, en mi opinión, fue concebir al Estado como el solucionador de todos los problemas, de creer que es posible administrar bien el dinero ajeno.

Si Chile toma hoy la senda correcta, creo que puede lograr otro milagro económico: despegar hacia un crecimiento económico sostenido que proveerá una ampliamente compartida prosperidad. Pero para aprovechar esta oportunidad, Chile deberá primero superar un muy dificultoso periodo de transición.

Sinceramente,

Milton Friedman

Las entidades han perdido más de un 8% de los depósitos en el último mes

greacia
grecia

Antes incluso de que el nuevo Gobierno de Grecia llegue a sentarse a renegociar las condiciones de su rescate, como es su intención, el Ejecutivo de Alexis Tsipras puede tener que hacer frente a una crisis aún más grave. Los bancos griegos están sufriendo una fuga de depósitos mayor incluso que la que vivieron las entidades en lo peor de la crisis de deuda europea en 2012, lo que pone en riesgo la liquidez del sistema.

Los datos no dejan lugar a dudas. En diciembre pasado, los ciudadanos griegos retiraron 3.000 millones de euros en depósitos, una cifra que se ha disparado hasta los 11.000 millones este mes, dato todavía provisional. Según Bloomberg, la retirada de fondos de los bancos entre el 19 y el 23 de enero “fue incluso mayor que la que sufrió el país en mayo de 2012”, cuando se especulaba con la salida de Grecia del euro. Ante situaciones similares, los Gobiernos de otros países han optado por implantar restricciones de movimientos de capital, lo que se conoce como un corralito financiero.

En noviembre pasado, el sistema financiero tenía 164.000 millones de euros en depósitos. Eso supone que entre diciembre y enero, la banca griega ha perdido el 8,5% del total de sus fondos, por debajo de los niveles más bajos registrados en 2012 de 151.000 millones.

“La fuga de depósitos refleja el temor a un impuesto sobre los depósitos y a controles de capital al estilo de los implantados en Chipre”, sostienen los analistas de Citigroup, que esta semana ha mandado a un equipo al país, que envía un informe de situación diario a sus clientes. A juicio de estos expertos, sin embargo, no parece existir temor entre los clientes a una salida de Grecia del euro.

La tesis del miedo a un corralito financiero pero sin abandonar la unión monetaria se confirmaría con el destino que los griegos dan al dinero que sacan de los bancos. Según JP Morgan, la mayoría lo guarda debajo del colchón, ya que los billetes en circulación en el país aumentaron “significativamente” en diciembre, en concreto en 2.200 millones de euros. “Eso sugiere que el 70% de los depósitos retirados van a parar bajo el colchón”, sostiene el banco en una nota. Tampoco falta quien está sacando su dinero del país. Por ejemplo, las compras de fondos monetarios con sede en Luxemburgo se han acelerado esta semana, un indicador de referencia según JP Morgan, hasta los 206 millones de euros, frente a los 91 millones de la semana anterior o los 107 millones registrados en todo el mes de diciembre.

En esas circunstancias no es de extrañar que el sector financiero sufriera este miércoles en Atenas la peor jornada bursátil de su historia. Las acciones del Alpha Bank, el Banco Nacional de Grecia, el Pireus Bank y el Eurobank Ergasias cayeron entre un 25% y un 30% y hacían perder un 9,24% al índice general, hasta su nivel más bajo en dos años. Solo en esta semana los bancos han perdido más de 11.000 millones de euros de capital en los mercados, la misma cuantía que lograron atraer en todo 2014 y que se había convertido en una de las mayores de su historia. También han sufrido fuertes pérdidas las compañías eléctricas, cuya privatización ha sido paralizada por el nuevo Gobierno. La empresa eléctrica DEI perdía un 14,51%, mientras que el puerto de El Pireo retrocedía un 8,34% y el de Salónica un 12,50%.

El mercado augura que la tensión no va a desaparecer fácilmente y eso ha disparado la rentabilidad que exigen a la deuda griega. Los bonos a 10 años han pasado del 9,4% al 10,4% en una sola jornada y el rendimiento de la deuda que vence en julio de 2017 ha pasado del 10,9% del viernes pasado a superar el 16%. El Banco de Grecia asegura no tener problemas de fondos hasta el mes de marzo.

Fuente: El Pais

Es tan directo el efecto de las políticas de los bancos centrales sobre la inflación, que tres de los mas importantes del mundo incluso tienen juegos interactivos que muestran como sus políticas aumentan o reducen la inflación.

No solo admiten que pueden generar inflación, sino que la utilizan como herramienta.

Banco Central Alemán: Juego interactivo

Marion Mueller (AEMP), en colaboración con la Fundación GoldMoney, visita Geldmuseum del Bundesbank (Museo del Dinero) en Frankfurt y juega con el banco central “juego de la inflación-deflación”, que se supone refleja un panel de control de la oferta monetaria y muestra los peligros del exceso o la falta de dinero. Hayek sostendría que cualquier modelo mecanicista del mercado, esencialmente una institución humana y social, se debe utilizar con cuidado. En cualquier caso, sin embargo indirecta la relación, lo cierto es que el valor del dinero, como la de cualquier otro bien, se determina por la oferta y la demanda. Esto significa que lo que permite la manipulación del banco central de la oferta de dinero es extremadamente peligroso y así está confiando una agencia central para tratar de “manejar” o planificar la política monetaria, en lugar de permitir que el mercado para hacerlo.

Reserva Federal de Estados Unidos: Se presidente de la FED

fed chairman game

El Juego del Presidente de la Fed (FCG) es una herramienta web interactiva en línea que permite a los visitantes a comprender mejor el impacto de la tasa de fondos federales en el desempleo y la inflación. Los usuarios se ponen en los zapatos del presidente de la FED y prueban suerte en la política monetaria a través de dirigir una economía simulada. Las crisis hacen estallar para arriba a través del juego con el fin de prestar un elemento de sorpresa y para simular los cambios bruscos en la economía.

Banco Central Europeo: €CONOMIA, el juego de la política monetaria

economia

¿Alguna vez te has preguntado qué es la política monetaria? ¿O cómo afectan los tipos de interés a la inflación? Juega a €CONOMIA y descubrirás cómo funciona.

Tu objetivo: Mantener la inflación en un nivel bajo y estable, justo por debajo del 2%. Tu instrumento: el tipo de interés oficial.

Banco Central Europeo: Inflation Island

inflation island

Explora las distintas zonas de la isla, observa cómo reacciona la gente a la inflación y la deflación, y cómo cambia el entorno. También puedes poner a prueba tus conocimientos e intentar identificar los distintos escenarios de inflación.

En el cine de la isla podrás ver vídeos y fotografías ilustrativos de los efectos de la inflación y la deflación en distintos países y épocas.

Vea el quinto episodio de la serie “Los Secretos Ocultos Del Dinero”, titulado “Cuando El Dinero Se Corrompe”.

Cuando El Dinero Se Corrompe – Ep5 – Los Secretos Ocultos Del Dinero – OroPlata.com

En este episodio, Mike Maloney nos muestra el peligro en el que se encuentra el sistema monetario actual, destinado al colapso.

Descubra los secretos que le permitirán aprovechar lo que Mike Maloney y su equipo de OroPlata creen que será la transferencia de riqueza más grande en la historia de la humanidad. Hemos creado esta serie de vídeos con un sólo objetivo: que la gente acumule oro y plata al máximo de sus posibilidades, para que aseguren su futuro financiero cuando el dólar, el euro, los pesos, el yen, el yuan y todas las divisas caigan, y de esta forma puedan convertir la inminente tormenta económica en oportunidad de prosperidad.

¿Quién es Mike Maloney?
Mike Maloney es autor del libro “Guía para invertir en oro y plata”, que es el más vendido en la industria de metales preciosos. Mike comenzó su aventura con el dinero (no divisa, con el DINERO) cuando descubrió que su analista financiero había perdido los ahorros de su familia.
En ese momento, Mike tomó las riendas de su destino financiero y lo ha llevado a la cima del mismo; por eso le comparte hoy estos secretos, para que pueda usted ver a través de la niebla que los gobiernos y el sistema financiero han puesto ahí, para que no veamos más alla…..

Fuente: OroPlata


secretos del dinero